Fallece Di Stéfano, leyenda del fútbol

(AP) — Alfredo Di Stéfano, leyenda del Real Madrid y uno de los mejores futbolistas en la historia, falleció el lunes, informó el club con el que conquistó cinco veces seguidas la Copa de Europa. Tenía 88 años.

El ex delantero argentino, un jugador universal que vistió las camisetas de las selecciones de su país natal, España y Colombia, murió después de sufrir un paro cardiorrespiratorio el sábado en Madrid, donde vivía desde la década de 1950.

Mediante su sitio oficial de internet, el Madrid informó que Di Stéfano, quien era también su presidente honorario, murió en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de la capital española.

“En la Ciudad Real Madrid, ‘La Saeta’ estará siempre presente”, señaló el club, utilizando el mote del legendario futbolista.

Más tarde, durante un discurso en el palco del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, el presidente del club Florentino Pérez afirmó que la institución tiene una deuda “eterna” con Di Stéfano.

“Cambió la historia del club y del fútbol, ayudó a transformar al Real Madrid y lo convirtió en la institución deportiva más grande. Alfredo di Stéfano es el Real Madrid, permitió crear el mito de este equipo, fue decisivo, determinante y cambió la historia de esta institución”, sentenció Pérez.

Di Stéfano padecía diabetes y en 2005 fue operado del corazón tras sufrir un infarto cardíaco. En 2010 fue hospitalizado por una infección respiratoria y luego por otro problema cardíaco.

El viernes cumplió 88 años. Al día siguiente, le sobrevino el infarto en una calle madrileña cercana al estadio Bernabéu. Un grupo de paramédicos logró resucitar a Di Stéfano después de 18 minutos, pero el legendario ex futbolista permaneció en coma desde entonces.

Nacido en Buenos Aires el 4 de julio de 1926, Di Stéfano debutó con River Plate en 1943 y conquistó dos campeonatos de liga en Argentina antes de pasar a Millonarios de Colombia, club con el que fue campeón cuatro veces e integró el plantel apodado “Ballet Azul”, considerado por muchos como el mejor en la historia del fútbol de ese país.

En 1953, Millonarios lo vendió al Real Madrid en medio de una agria disputa con el Barcelona, que alegaba haber comprado los derechos del artillero a River Plate.

Reconocido por su velocidad, versatilidad y entendimiento estratégico del fútbol, Di Stéfano fue la máxima figura del Madrid que ganó la Copa de Europa cinco temporadas consecutivas entre 1956-60. También fue campeón de la liga española en ocho ocasiones, y ayudó a convertir al Madrid en uno de los clubes más populares del mundo.

“Es considerado el mejor futbolista de todos los tiempos”, proclamó el club merengue en su sitio Web. “En el Real Madrid completó 11 temporadas y fue decisivo para situar al club blanco en la cima del fútbol mundial”.

La “Saeta Rubia”, como era apodado, es uno de los máximos goleadores de todos los tiempos. Entre 1943 y 1966, año que se retiró con el Espanyol de Barcelona, metió 789 goles en 1.090 partidos.

Pero como indicó la FIFA en su sitio oficial de internet, “las estadísticas mostrarán que Alfredo di Stéfano es uno de los mejores anotadores de todos los tiempos, si bien los números fríos sólo reflejan una parte de la historia”.

“Estoy muy triste por la noticia de la muerte de Alfredo di Stéfano”, dijo Joseph Blatter, presidente del organismo rector del fútbol. “Él fue el jugador más completo que yo haya visto. Era también mi favorito”.

Por diversos motivos, Di Stéfano nunca pudo disputar una Copa del Mundo, a pesar de jugar con las selecciones de tres países.

Elegido como el mejor futbolista de Europa en 1957 y 1959, Di Stéfano tuvo uno de sus partidos más recordados con el Madrid en la final de la Copa de Europa de 1960 ante el Eintracht de Francfort en el estadio Hampden Park de Glasgow, donde frente a 127.000 aficionados hizo un triplete en la victoria 7-3 del club español.

El argentino metió 454 goles en 684 partidos con el Madrid, y anotó 49 veces en 58 partidos de la Copa de Europa, un récord que estuvo vigente durante más de cuatro décadas.

“Pienso que él fue uno de los mejores, si no es que el mejor futbolista de la historia”, dijo la leyenda del fútbol inglés Bobby Charlton.

El Madrid nombró a Di Stéfano presidente honorario en 2000, le dio su nombre a su centro de entrenamiento seis años después y le hizo una estatua en 2008.

Di Stéfano también tuvo una exitosa carrera como director técnico, y ganó campeonatos con Boca Juniors y River en Argentina, y el Valencia en España. Fue timonel del Madrid entre 1982-84.

En mayo de 2013, sus hijos pidieron que una corte declarara que Di Stéfano no estaba en pleno uso de sus facultades mentales, después de que anunció sus planes de casarse con una mujer 50 años menor que él, Gina González.

“A mí la vida no me la van a arreglar ellos (los hijos), nosotros sólo queremos estar juntos”, dijo en aquella ocasión.

Su interés por el fútbol nunca aminoró. Hasta los 86 años escribió con regularidad una columna para el diario deportivo español Marca.

En ésta reveló que no había visto por televisión la elección de su compatriota el papa Francisco, porque estaba viendo un partido de fútbol.

A Di Stéfano le sobreviven cinco hijos y varios nietos.

Deja tu comentario

También te gustaría